Tanto en tu vida laboral como en tu vida personal, si quieres conseguir los mejores resultados y las mejores relaciones, debes asegurar que tu mensaje llegue a tus interlocutores de manera clara, entendible e influyente. De esta forma, las personas con las que te relacionas, pueden conectar con tus intenciones sin que haya confusiones, dudas o interpretaciones equivocadas que pueden generar conflictos.

¿Porqué es tan importante la comunicación efectiva?

El paradigma educativo con el que hemos aprendido en el siglo XX se ha quedado obsoleto en un mundo hiperconectado, globalizado y en permanente cambio. Las habilidades para trabajar, aprender y obtener resultados exitosos en todos los ámbitos han convergido y son las mismas.
La comunicación se ha convertido en la habilidad más importante para el éxito en cualquier ámbito.


Tanto si eres un profesional independiente o un trabajador por cuenta ajena, un estudiante o un profesional en busca de empleo, tu capacidad para comunicarte de forma efectiva es clave para conectar con otras personas, para generar escenarios de colaboración, para liderar, para motivar, para fomentar el trabajo en equipo. Saber comunicar de una manera efectiva e influyente es un plus para cualquier empresa o profesional, pero está condicionada por nuestro propio estilo de comunicación y nuestra capacidad de adaptación al estilo de los otros y al contexto.

Tu estilo relacional condiciona tu comunicación

Todos tenemos un estilo de comunicación propio, que establece nuestras preferencias a la hora de comunicarnos con los demás y también nuestras preferencias en la manera en que los otros se comunican con nosotros. Estos rasgos y los comportamientos asociados condicionan nuestros resultados. Hay contextos donde nos favorecen mucho, y nos ayudan a generar resultados positivos, pero también hay contextos donde nos hacen la vida más difícil, incluso nos pueden generar un conflicto.

Conocer tu estilo relacional, y saber identificar el estilo de los otros te va a permitir adaptar tu comunicación a ellos, aumentando tu área de influencia y mejorando tu capacidad de colaboración y de trabajo en equipo.

Claves a la hora de optimizar la comunicación

  • Conoce tus preferencias.

Ten claridad en los comportamientos que te funcionan y te favorecen, y aquellos que no. En el curso de comunicación efectiva e influyente generamos un informe personalizado de tu estilo relacional que te puede ser muy útil para entender estos rasgos.

  • Busca la adaptación al estilo del otro.

La comunicación influyente no va de tu mensaje sino del impacto que tu mensaje genera en el otro. Para optimizar el impacto de tu comunicación debes adaptar el mensaje y la entrega al estilo de tu audiencia.

  • Ten en cuenta el contexto de la comunicación.

No es lo mismo una reunión para resolver un conflicto que una conversación para dar instrucciones a alguien. El contexto es clave para adaptar tu comunicación si quieres ser efectivo e influenciar de manera positiva a la otra persona.

  • Vigila los canales.

A menudo no tenemos en cuenta la importancia del canal. Escribimos un email como si estuviéramos hablando con alguien. Gestionamos una videoconferencia como si fuera una reunión presencial. El canal es tremendamente importante y puede suponer una dificultad añadida que debes gestionar de forma efectiva.

¿Qué puedes hacer para mejorar tu comunicación?

Comunicarte de forma efectiva e influyente es hacer llegar tu mensaje de manera clara, asertiva y eficiente para influir de forma positiva en otros y mejorar la colaboración. A través de una mejor comunicación lograrás mejores resultados tanto en el ámbito laboral como en el personal, pero llevar a cabo una comunicación eficiente, con la que obtengas los resultados que te has propuesto, es complicado y la formación necesaria para llegar a ser un gran comunicador, no es un contenido habitual en nuestra educación académica.

Descubre los distintos estilos de comunicación, los rasgos de cada estilo que favorecen las relaciones y aprende las habilidades de comunicación que necesitas para adaptar tu comunicación de forma eficaz y poder mejorarla para generar una transformación personal y profesional.